En otros medios

INTENSAMENTE

■ En una semana con densidad inusual en la democracia argentina pareció un escenario con varios debates en planos superpuestos pero que, como la vida misma, tienen hilos conductores que van retroalimentando las distintas sensaciones producidas.

SU MAJESTAD EL DÓLAR

El termómetro económico por excelencia viene siendo, desde hace casi medio siglo, el dólar. Que en esta semana haya tocado un pico histórico nominal que impacta más por el contexto que por el número (28 $) en sí mismo. Se alcanzó luego de haber llegado a un acuerdo con el FMI, de haber cambiado al presidente del Banco Central y de comunicar ajustes en el gasto para amortiguar el déficit.

El vértigo es menos nocivo que la incertidumbre sobre lo que pasará con una de las principales promesas del Gobierno: que la estabilidad de la economía dejaría paso a una nueva era de inversiones y bienestar en una nueva argentina. Veremos.

LA OTRA OLA VERDE

Pero algo que no fue prometido en campaña por Cambiemos ni por las vertientes del peronismo, protagonizó la gran discusión legislativa del miércoles y jueves: la ampliación de las causales de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. O ley de aborto, que produjo realineamientos y fisuras en el oficialismo como en la oposición. Fricciones y emociones que no se apagan instantáneamente, que resurgirán con fuerza en el tratamiento por el Senado y cuyo impacto en el registro del votante podrán medirse, recién, el año próximo. ¿Cambio de estrategia sin el "lastre" principista o un viaje inesperado hacia la posmodernidad líquida? Ya hay apuestas. El tiempo dirá, también, si este será un eslabón más de una tendencia irrefrenable o un punto de inflexión en la interacción social.

OXÍGENO

Hinchas de Colombia y México elevan a un fan egipcio en silla de ruedas para que pueda ver a su país jugar la copa del mundo.

EN TWITTER
12:55 | @FotografiaPais |